TwitterFacebookLinkedInRSS

WEB: LA PRINCIPAL RECLUTADORA DE MANDOS MEDIOS EN EMPRESAS

Los currículum digitales se han expandido con fuerza en los últimos años y hoy se configuran como la manera más eficaz para moverse en el mercado laboral.

Las plataformas laborales son cada vez más comunes, porque el currículum digital hoy tiene una posición relevante en el mercado.

 Años atrás se veía la oferta en el diario y la persona debía correr a la empresa a dejar sus antecedentes para llegar antes que el resto. Hoy basta ver la oferta en internet, introducir los datos en algún portal de empleos gratuitamente, y quedar registrado en una amplia base de datos a las que cada vez recurren más empresas.

 Esta masificación impacta positivamente en la captura de los currículum vitae (CV), pero también hace más complejo el proceso de selección y evaluación de los candidatos, por lo que las empresas deben apoyarse, en mayor medida, en consultoras, asegura Mariano Valacco, socio de Portal Jobs. El alto flujo hace que cada vez sean más importantes las evaluaciones por competencias y chequear las referencias.

 Tan extendido está el uso de este tipo de currículum que incluso Rodrigo Infante, vicepresidente ejecutivo de Target DDI, se atreve a decir que el papel quedó atrás. En su consultora, la totalidad de los postulantes lo hacen vía web, lo que se refleja en una base de datos de más de un millón de cartas de presentación. En Trabajando.com, por su parte, tienen unos 5 millones de usuarios inscritos, mientras que hace tres años tenían 2 millones. Y desde Global Jobs aseguran que su plataforma crece a tasas de dos dígitos mensuales.

 La mayoría de estas plataformas publican ofertas de trabajo a la vez que manejan un gran grupo de personas que ingresan sus datos a su modelo de currículum estandarizado. De ahí ellos buscan y seleccionan. También está LinkedIn, red social laboral que sirve para generar vínculos y darse a conocer en el medio, aunque no publica ofertas de trabajo propiamente tal. Y también están los portales de las mismas empresas que buscan directamente a sus candidatos.

 Desde las consultoras aseguran que los empleadores que más usan de manera directa estas plataformas son las firmas pequeñas que no cuentan con los recursos para externalizar estos procesos. Esto, porque las grandes compañías están enfocadas en el desarrollo y retención de sus talentos, asegura Valacco.

Redes sociales

 Los expertos confirman que para reclutar altos cargos, como gerencias, se sigue recurriendo a consultoras, pero para el resto se suelen ocupar los portales: “Se complementan con otro tipo de búsquedas como lo son, por ejemplo, las redes sociales”, dice Álvaro Vargas, gerente general de Trabajando.com.

 En Chile las redes sociales ya ocupan el tercer lugar de preferencia de los ejecutivos de recursos humanos como medio para buscar talentos profesionales. Según un estudio de la consultora Randstad, este mecanismo solo es superado por las referencias laborales, que ocupan la primera posición y por los reclutamientos universitarios, que son el segundo método más usado.

 Según este mismo estudio, los cargos más buscados a través de las redes profesionales como LinkedIn, y también por las tradicionales como Twitter y Facebook, son las de nivel de gestión (47%); luego los cargos gerenciales (28%); las posiciones de soporte (22%), y finalmente las de nivel directivo, con 3%. Sol Castro, gerente de RR.HH. de Randstad, señala: “El uso de redes sociales en el reclutamiento de ejecutivos se remite, por ahora, sólo a los mandos medios, pues los procesos para altos cargos siguen siendo los métodos tradicionales de hunting y la búsqueda a través de referidos”.

 Eso sí, las redes sociales llegaron para complementar la búsqueda más formal, como lo son los portales de empleo. “Es un complemento porque los reclutadores ven nuestros antecedentes en el canal formal, pero ven (y muchas veces buscan) otro tipo de datos en la web”, dice Vargas.

 En EE.UU. el 89% recluta a través de redes sociales. Si bien en Chile aún no estamos a esos niveles, sí nos hemos ido acercando y cada vez los procesos de selección son más condicionados por estas redes”, dice Álvaro Vargas. Aun así, asegura que en procesos serios, los reclutadores utilizarán las redes sociales como un apoyo a los métodos más tradicionales, no se basarán solo en ellos.

 La plataforma online da muchos beneficios, pero se debe tener claro que es un complemento a la búsqueda de trabajo y que no tiene garantizado el éxito: “La entrevista presencial es determinante”, dice Valacco. Sobre todo hay que procurar ser honesto, claro en los logros obtenidos y mantener el currículum lo más actualizado posible, pues las sobreexpectativas pueden matar a un postulante y además porque las redes sociales invitan al fantaseo y al falseo, por lo que cada vez se harán más predominantes los especialistas en filtración de personas.

Fuente: Economía y Negocios

CyberChimps