PROYECTO FIJA HORARIOS Y NUEVA MODALIDAD DE FISCALIZACIÓN A NOTARIOS Y CONSERVADORES

El gobierno ingresó a la Cámara de Diputados un proyecto de ley que modifica los sistemas de registros conservatorios y de notarías con el objetivo de “introducir un mayor nivel de dinamismo, eficiencia y seguridad al tráfico civil y mercantil”, según se argumenta en el mensaje.

Por lo mismo se determinó necesario introducir, el deber que, sin perjuicio de la fidelidad que seguirán otorgando los documentos en papel, los registros conservatorios y notariales sean llevados de manera electrónica, permitiendo realizar distintas actuaciones de esta naturaleza de manera remota, siendo deseable y ahora imperativo que los Auxiliares de la Administración de Justicia operen con sistemas telemáticos pertinentes.

Se establece el deber del notario, conservador y archivero, de atender y mantener abierto su oficio en un horario no inferior a cinco horas, de lunes a viernes, o al horario excepcional que fije el presidente de la República. Se fija un sistema de turnos de notarías para atender los días sábado; se consagra como infracción grave del notario, la falta de apertura de su oficio y se establece que el incumplimiento de los horarios mínimos será denunciable al Servicio Nacional del Consumidor.

Se establece que notarios, conservadores y archiveros estarán sujetos paralelamente a cuatro tipos de sanciones respecto del cumplimiento de sus aranceles, del horario de atención personalizada y plazos de inscripción.

Se radica en la Corporación Administrativa del Poder Judicial la función de fiscalización “in situ” y remota de los oficios de los notarios, conservadores y archiveros.

Además, la iniciativa fija la obligación de notarios y conservadores de bienes raíces, de mantener sistemas telemáticos para la emisión, transmisión, comunicación y recepción de información; se fija el deber de notarios y conservadores de mantener un portal Web, contar con correo electrónico y firma electrónica avanzada; se establece que tanto notarios como conservadores deberán contar con un repositorio digital para el adecuado archivo y gestión de los documentos extendidos o protocolizados en la notaría, y se establece la existencia de un plazo para que el conservador practique o deniegue la inscripción, el cual será fijado mediante un reglamento dictado al efecto por el Ministerio de Justicia.

Para mayor seguridad -dice el mensaje presidencial- se agrega la facultad de las partes de una escritura pública de poner su firma en cada foja a fin de asegurar su no alteración; y siempre que alguno de los otorgantes o el notario lo exijan, los firmantes dejarán su impresión digital.

Se establece la obligación de los notarios de incorporar, en formato digital, las escrituras públicas ante ellos otorgadas en que se constituya, modifique o revoquen mandatos, representaciones o poderes, a un archivo electrónico que será administrado por la Corporación Administrativa del Poder Judicial, y se crea un registro de personas interdictas, cuya administración estará a cargo del Servicio de Registro Civil e Identificación.

 

fuente: Diario Financiero

Create your account