PROPUESTA PREVISIONAL DEL GOBIERNO CONTEMPLA SUBIR COTIZACIONES A ENTRE 13% Y 14%

Secretario de Estado además explica alcances de la reforma al Seguro de Cesantía y cómo anticipa su tramitación en el Congreso.

La semana pasada el Gobierno anunció un proyecto de reforma al Seguro de Cesantía que reduce en un punto porcentual su cotización y lo reasigna al financiamiento de salas cuna, además de un aumento en los beneficios del propio seguro.

El Ministro del Trabajo, Juan Carlos Jobet, explica los alcances de la normativa, y adelanta además detalles de la propuesta que el Gobierno hará en materia previsional, la cual dará a conocer antes de fin de año, aunque no aclara si será un proyecto de ley.

 ¿Cuáles son las principales medidas de la futura propuesta? 

Esta propuesta apuntará básicamente a mejorar las pensiones de vejez de quienes cotizan en el sistema de capitalización individual, de las AFP. Ese va a ser el foco.

 ¿Cuál es el diagnóstico?


 Creo que es bastante claro y compartido por los distintos actores. Lo primero es que el sistema es muy eficiente convirtiendo ahorro en pensiones. La gente que ahorra durante un porcentaje alto de su vida laboral tiene buenas pensiones. El problema principal es con aquellos que no ahorran suficiente. Y un segundo desafío importante es ver cómo mejoramos la relación de años trabajados con años de jubilación.

Usted ya ha adelantado que una opción es subir la tasa de cotización. ¿Será de 13%?

Estamos considerando muy seriamente aumentar la tasa de cotización, lo que debe hacerse de forma gradual, y sobre todo teniendo cuidado en aquellos segmentos donde queremos que más gente se incorpore al mercado laboral.

 ¿Tienen un porcentaje definido?
Sí, 13% a 14%. No lo hemos resuelto, pero ese es el rango. También pensamos que podría ser de cargo del empleador, pero tampoco es definitivo.

También ha señalado la opción de ampliar la base imponible.
Así es, pero hay una tercera cosa que es importante, y es que antes de ampliar la base, nos aseguremos de que los empleadores coticen por el total de los salarios.

¿Qué medidas están considerando de cara a ese problema?
Se pueden aumentar las sanciones, aumentar la fiscalización, los mecanismos de denuncia.

¿Ahí les cabe un rol a las mismas AFP?
Estamos analizando mecanismos en que las propias AFP tengan un rol mayor en esa cobranza de las cotizaciones.
Otra cosa también es fomentar el ahorro voluntario, por lo que se están analizando mecanismos de incentivo para el APV colectivo. Lo otro es ver cómo generamos incentivos para equiparar la relación entre años trabajados con años jubilados. Que la gente trabaje más años, porque cada año adicional de trabajo tiene un efecto en las pensiones significativo, de alrededor 10%.

¿Cuándo tendremos novedades?
Antes de fin de año.

¿No cree que la viabilidad para que ese proyecto se transforme en ley es muy baja si se envía en diciembre?
El trabajo del Ejecutivo y el legislativo es continuo. Si sólo enviáramos los proyectos que creemos que podemos tramitar antes de irnos, muchos no se enviarían, lo que implicaría que con los cambios de gobierno se perderían muchos meses de trabajo.

¿Cree que se convierta en ley?
Espero que sí. Obviamente con modificaciones, pero lo que esperamos es abrir un debate y poner una propuesta concreta.

Seguro de cesantía

 Respecto del proyecto que acaban de enviar, uno de los cuestionamientos es si el fondo va a poder responder en escenarios de desempleo prolongado. ¿Cuáles fueron las simulaciones utilizadas?
– Desde que se creó en 2002 el fondo ha acumulado más de US$ 7 mil millones, y ese monto nos permite hacer las dos medidas: bajar la cotización de 3% a 2%, y aumentar los beneficios. Para hacer esto sin generar insolvencia se moldearon distintos escenarios. El más extremo fue suponer que las tasas de uso aumentan cinco veces para los trabajadores a contrato indefinido y 9 veces para los trabajadores a plazo fijo, suponiendo además una crisis de 2 años seguidos con tasas de desempleo de 15%. Y a pesar de eso, el fondo resiste.

¿Cómo vislumbra la tramitación?
Obviamente como Ejecutivo una vez que ingresa a discusión perdemos un poco el control, pero hay un par de cosas que me mantienen optimistas. Por un lado, el contenido de este proyecto se discutió por mucho tiempo y con mucho detalle con la CUT y la CPC, por lo que espero que eso ayude a que la tramitación sea más expedita. Y lo segundo que me tiene optimista es que son solamente beneficios adicionales para los trabajadores, o sea, es muy difícil oponerse a una cosa así.
La CUT ya nos ha hecho ver cosas que le gustaría perfeccionar. Nos han dicho que lo van a plantear en el Congreso y nos parece muy razonable. Pero creo que partimos con un muy buen piso.

¿Y se ha comunicado con parlamentarios de la oposición o de la alianza?
He conversado con algunos de ellos y en general la recepción ha sido buena.

Fuente: DiarioFinanciero

Create your account