LOS 4 PILARES BÁSICOS PARA PONER EN MARCHA UNA ESTRATEGIA DE SOCIAL MEDIA

El aumento de perfiles sociales corporativos es evidente cuando Twitter comunica que diariamente se abren 1 millón de nuevas cuentas, entre personales y corporativas. De ese millón diario, un porcentaje considerable corresponden a perfiles corporativos. Pero, ¿de qué nos sirve crear cuentas en los diferentes portales sociales, cuando los abandonamos a la primera de cambio? Como hemos comentado en posts anteriores, es preferible no tener perfiles sociales a tenerlos sin actividad, desangelados. Antes de decidirte por tener presencia en las redes sociales debes marcar unas pautas o buenas prácticas a seguir para que tu inversión en tiempo y recursos sea rentable. Desde aquí vamos a intentar poner un poco de luz para que tu aventura social media sea efectiva.

Si de verdad quieres apostar por tener presencia en las redes sociales, olvídate de delegar esta tarea en alguien sin experiencia o en un empleado cuyas responsabilidades propias le impidan dedicar el tiempo y esfuerzo suficientes. ¿Por qué? Porque el social media no es un hobby, no es un pasatiempos con el que interactuar con tus clientes. Es el escaparate de tu empresa y, como tal, debes mantenerlo limpio, elegante, llamativo y sobre todo, natural, sin conservantes ni colorantes.

Si me decidiera por abrir una tienda de moda, no se me ocurriría delegar la responsabilidad de decorar la tienda y montar los escaparates a la prima de la cuñada de mi abuela simplemente porque viste con estilo. Prefiero contratar un profesional que sea capaz de atraer clientes con estilo.

En el social media pasa exactamente igual. Si conformas tu estrategia de Social Media basándote en estos 4 principios básicos, te será mucho más fácil estructurar tu trabajo, detectar posibles errores, corregirlos e implementar tu estrategia con otras herramientas de marketing, como el blog posting o el SEO.

 1.- Antes que nada, debes marcar los objetivos que quieres conseguir con la estrategia de Social Media. Independientemente de tus perspectivas online, debes tener presente en tu horizonte la función y objetivos que son la razón de ser de tu empresa.

 2.- Una vez demarcados tus objetivos, realiza un estudio de las redes sociales en las que quieres tener presencia. En función de los objetivos de tu empresa, debes elegir aquellas plataformas sociales que mejor puedan plasmar tu filosofía de empresa, facilitar el acceso de tus clientes a tus últimas novedades o simplemente para mantener un trato más personal con los usuarios. Porque, no tendría mucho sentido tener un perfil corporativo en Tuenti si vendes productos para la 3ª Edad… Una vez definidos los canales sociales por los que vas a comunicarte con tus usuarios, debes desarrollar una estrategia de social media para cada una de las plataformas, ya sea Twitter, Facebook, Linkedin, Pinterest, Google+ o cualquier otra.

 3.- En función de las redes sociales que hayas elegido como canal de comunicación, opta por la sencillez y la naturalidad para hacerte de un buen número de seguidores. De una estrategia hecha a medida para cada red social dependerá el éxito de tu aventura social media.

 4.-  Por último, para una gestión eficiente, agiliza los procesos mediante las herramientas de monitorización que hay en la red. Las hay gratuitas y de pago. De tus necesidades dependerá que tengas que invertir en herramientas de pago.

Fuente: seo4up

Create your account