ENSEÑARLE ECONOMÍA A LOS NIÑOS FORMA CONSUMIDORES RESPONSABLES

Ahorro, dinero y solidaridad son conceptos básicos. Educar con el ejemplo es recomendable.

Cuando niños todos tuvimos alguna vez una alcancía o un chanchito. Que haya servido para ahorrar o no, ese es otro tema, pero al menos existió una aproximación a la experiencia del ahorro, al valor del dinero y a que para poder adquirir aquello que se desea de debe reunir el dinero primero.

Estudios indican que los niños son capaces de aprender conceptos económicos y que esto les ayuda a resolver problemas matemáticos y situaciones de la vída diaria de mejor manera.

Y aunque suene complejo o aburrido, sí hay formas fáciles y entretenidas de enseñarles economía.

  • Cómo enseñar

Ahorro, solidaridad, gastos, venta, compra y dinero, son algunos de los conceptos que según la directora de la escuela de Educación General Básica de la Universidad Central, Carla Capell, los niños debieran manejar.

La académica explica que los padres deben enseñarle a sus retoños la relación existente entre el trabajo y dinero, que éste implica un esfuerzo y que “no todas las personas ganan la misma cantidad de dinero”.

A lo anterior, la decana de Ciencias Empresariales de la Universidad Autónoma, María Eliana Rojas, agrega que se debe “generar el concepto de que para disponerlo hay que esforzarse y que no es ilimitado”.

Otro punto importarte es enseñarles la diferencia entre necesidades y deseos. Capell indica que se les debe transmitir que la plata “se gasta el cosas importantes relacionadas a las necesidades básicas”.

El ahorro también es un concepto importante. María Eliana Rojas indica respecto a él que se enseña a través de ejemplos concretos como por ejemplo que para obtener algo es necesario ir guardando el dinero, “que la compra no sea instantánea”.

  •  Formas divertidas

Tras los estragos que causó la crisis financiera en Estados Unidos, Pablo Ambram comenzó a desarrollar un proyecto que ayudara a tomar mejores decisiones económicas. Así nació Agent Piggy, plataforma que forma hábitos en los niños.

“Esto lo logramos en base a una serie de incentivos, como por ejemplo, incentivando el ahorro ya que los niños reciben una tasa de interés por ahorrar”, sostiene Ambram.

El creador de esta plataforma web cuenta que en Agent Piggy se le ofrece al niño “una cuenta bancaria de pruebas donde él puede jugar con dinero virtual, y no necesita involucramiento del padre. Por otro lado… También la plataforma puede utilizarse para asignar tareas a los niños, y hasta se puede hacer que cada tarea tenga un valor monetario asignado a ella. Esta última modalidad tiene mayor involucramiento de los padres que las otras dos”.

Fuente: DiarioPyme

Create your account