El Banco Mundial Instó a América Latina a Elevar la Productividad para Crecer Más

 

Las previsiones para la región están por debajo del 5% de media previo a la crisis. El organismo indicó que las »tasas de crecimiento son buenas aunque insuficientes para mantener el ritmo de progreso social».

 América Latina debe hacer más por sí misma. Ese es el mensaje que lanza el Banco Mundial al ver que la coyuntura económica global se complica y que el viento que soplaba a favor de la región se debilita. El organismo hace así un llamado a los Gobiernos para que “consoliden” los logros sociales obtenidos la última década y a que aumenten la productividad para acelerar la expansión.En sus proyecciones, el Banco Mundial espera que la región crezca un 3,5% este año, una mejora de medio punto porcentual respecto a 2012. Pero aunque es una tasa de crecimiento sólida y próxima a la de la media mundial, como señala el organismo está por debajo del promedio del 5% previo a la crisis financiera y se queda casi a medio camino del rendimiento de 2010.

La previsión está en línea con el Fondo Monetario Internacional, que habla de un crecimiento del 3,4% en 2013, cuatro décimas más que el pasado año pero tres menos de lo previsto en enero. De ahí la expansión repuntaría al 3,9% en 2014, cifra que mantiene sin cambios. La demanda por lo general permanece robusta y el alto precio de la materias primas apoyó el avance.

La situación es muy diversa, país por país. El estancamiento de Venezuela y el tímido crecimiento del 1% en Jamaica contrastan con una expansión del 6% de Perú, del 9% en Panamá y del 11% en Paraguay. Argentina y Brasil rebotan al 3% pero crecerán durante el próximo año por debajo de la media de la región. Bolivia, Chile y Colombia lo harán a un ritmo de entre el 4% y el 5%.

Estas tasas de crecimiento son buenas aunque insuficientes para mantener el ritmo de progreso social”, en boca de Augusto de la Torre, economista jefe para América Latina y el Caribe, por eso emplaza a los Gobiernos a que adopten reformas que estimulen el crecimiento. El Banco Mundial no hace proyección para 2014, pero advierte que podría quedarse en el 3,5% sin los ajustes.

La bonanza de la última década, según los analistas del Banco Mundial, permitió una “caída importante de la pobreza” y un incremento en paralelo “significativo” de la clase media. Sin embargo, los avances puede estar a riesgo si continúan los problemas en la zona euro, la economía china se frena y la expansión estadounidense sigue anémica.

Por eso, como el FMI, considera que la región debe potenciar un mercado interno basado en la demanda y con un mayor peso del sector servicios. “Es una necesidad”, repite de la Torre. “A medida que la situación internacional se debilita, la capacidad de los países de crecer por encima del 3,5% dependen fundamentalmente de sí mismo”.

El sector servicio agrega valor y emplea trabajadores altamente calificados”, explica el economista del Banco Mundial. “Intentar mejorar la competitividad de las exportaciones en base a mano de obra barata y de tipos de cambio devaluados es políticamente inviable y económicamente inadecuado”, remacha de la Torre.

Augusto de la Torre admitió que las economías latinoamericanas dificilmente tendrán unas tasas de crecimiento como las potencias emergentes en Asia. Aún así explicó que la tendencia de los países de la región suele ser «insuficientemente ambiciosos» con sus objetivos.

Create your account