7 TÉCNICAS PARA SIMPLIFICAR LAS TAREAS DEL DÍA

En Chile un 65% de las empresas creen que sus empleados están estresados de forma habitual. ¿Te sientes parte de esta estadística? Descubre cómo hacer más llevaderas las tareas del día siguiendo estas recomendaciones.

Baja de las defensas, trastornos del sueño, pérdida de memoria y cuadros de ansiedad y depresión pueden ser algunas consecuencias del estrés excesivo, un problema que va en aumento en el país. De acuerdo a un estudio realizado por la multinacional Robert Half, un 65% de las empresas chilenas cree que sus empleados están estresados de forma habitual. Además, quienes suelen padecer este mal son los jóvenes de entre 18 y 33 años expuestos a cumplir con obligaciones laborales y académicas, muchas veces de forma simultánea.

Si te sientes identificado con esta premisa, te presentamos 7 técnicas para simplificar las tareas del día, publicadas por el portal Ragan.

Prioriza tus tareas

Siempre hay tareas que son más importantes que otras o responden a otra urgencia. Tómate un tiempo antes de dormir para pensar en todo lo que debes hacer al día siguiente y marcar las cuatro o cinco tareas más importantes.

Visualiza cómo será el día

Nunca te levantes a las apuradas y salgas corriendo a la oficina. Tómate un tiempo para desayunar tranquilamente, ducharte y visualizar cómo se desarrollará el resto de la jornada.

Llega al trabajo 15 minutos antes

Si logras adoptar este hábito te sorprenderás rápidamente de sus resultados. Llegar unos minutos antes a la oficina te dará el tiempo necesario para organizar mejor las tareas y mentalizarte para ser productivo a lo largo del día.

Contesta tus emails

Revisar y contestar los mensajes que llegan a tu correo electrónico es una de las tareas que te consumirá más tiempo en el día. Procura no estar chequeando la casilla todo el tiempo, establece horarios para hacerlo y cuando lo hagas, preocúpate por no dejar ninguna respuesta pendiente.

Tómate descansos

Estar ocho horas de corrido frente a una computadora puede ser sumamente extenuante. Asegúrate de tomarte dos o tres recesos de al menos 5 minutos al día para despejar tu mente y estirar tu cuerpo.

Aprende a decir no

Por más que sobrecargues tu agenda, es probable que nunca puedas atender a todos los reclamos. Aprende a decir que no amablemente cuando te inviten a una reunión, evento o seminario al que no puedas concurrir.

Aléjate de las distracciones

Aunque Facebook y Twitter son plataformas que pueden ayudarte a distenderte en algunos momentos de la jornada, cuando necesites concentrarte bien en tus tareas, es recomendable que digas no a las redes sociales.


Fuente: Universia Chile

Create your account